Tecnología
1

La televisión va a pasar de moda

Hace varios años, recuerdo la emoción con la que recibía la TV Guía todos los meses. Nuevos programas, nuevos canales, nuevas películas. En una tarde aburrida iba al baúl del cuarto de mis papás, donde siempre estaba la revista, y buscaba algo interesante para ver. Unos años después hubo un cambio importante en la industria del cable cuando tuvimos acceso a la guía, descripciones de los programas, e incluso la habilidad de buscar la programación por categorías (deportes, películas, etc.), todo con el control remoto. La TV Guía pasó del baúl al basurero.

Ese cambio fue bastante significativo, pero tardó muchísimos años en darse. Hoy, de la misma forma, la innovación en la televisión por cable ha sido lenta. En América Latina el cambio a televisión digital está todavía a unos años, y ese es solo un ejemplo. Me parece increíble cómo han fracasado (o cuánto se han demorado) las compañías de cable en integrar internet con el cable. Tomen en cuenta con la rapidez que ha evolucionado internet. Fíjense en la integración casi total entre la computadora e internet y la cantidad de aplicaciones que se han desarrollado y siguen inventándose cada año.

Que alguien me explique por qué no hay un buscador igual de rápido que Google que me permita buscar entre los programas que están dando a cada momento. Por qué cada programa no tiene un título, una descripción y palabras claves para que pueda ser buscado fácilmente.

Es cierto que en su momento el zapping fue una práctica bastante entretenida, pero cuando en una computadora puedes encontrar prácticamente lo que quieras a la hora que quieras, prender una televisión y estar limitado a lo que sea que estén dando, si es que llegas a encontrar algo que te guste lo suficiente, me parece demasiado anticuado.

Es verdad, un gran invento han sido los DVRs (digital video recorders) y la capacidad de grabar los programas que quieras, pero el éxito de esta tecnología no está siendo bien interpretado. La solución no es crear más DVRs para que todo el mundo los tenga. Lo que los canales y las compañías de cable necesitan hacer es que todo su contenido este disponible on demand. Quizás para las empresas sea más costoso y menos rentable, pero ese es el futuro, y mientras más rápido lo asimilen, mejor.

Además, piensen en la cantidad de aplicaciones que podrían desarrollarse con la integración de internet a la televisión. Poder ver lo que están viendo tus amigos, calificar programas y recomendarlos, ver los programas con el mejor rating, ofrecer publicidad interactiva… Imagínense un App Store para la televisión. En fin, las posibilidades son gigantes.

Probablemente la principal razón por la que esta industria es tan lenta son los cómodos oligopolios en los que la mayoría de las compañías de cable viven. La raíz del problema es bastante compleja y va más allá del tema central de este artículo, pero vale la pena discutirla en otro momento. El punto es que si la industria de la televisión no apura su integración con internet, el riesgo de convertirse en obsoleta será cada vez más grande.

Artículos relacionados
Llegó la hora del Play Station 4
Mírame y no me toques
El futuro de nuestra información