Cupona$o y los agregadores de demanda

Uno de los grandes dilemas del sentido común es que no es tan común como debería de ser. Los seres humanos muchas veces no vemos oportunidades que están en nuestras narices. Hay momentos en que actuamos en base a todo menos sentido común, y los que hacen la diferencia son los que se detienen a pensar y analizar las cosas. Pienso que los agregadores de demanda son un buen ejemplo de estos casos.

Para los que no conocen el concepto, es muy sencillo. Todos sabemos que mientras más unidades de un mismo producto compremos, el precio tiende a bajar. Las razones por las que baja son varias, pero la más común es que al vender varias unidades la empresa se ahorra ciertos costos (en logística, ventas, etc.) y esto le permite ofrecer un mejor precio por unidad. Lógicamente, en muchos casos no necesitamos más de una unidad y no podemos tener acceso a ese descuento. Aquí es donde entran los agregadores de demanda. Digamos que un álbum de fotos cuesta $12, pero si compras 10 el precio unitario baja a $8. Si existen 10 personas que quieren comprar el álbum de fotos, ¿por qué no agregarlas para que todas puedan pagar $8?

Cupona$o

¿Cómo funciona Cupona$o?

Hace algunos años, la respuesta a esa pregunta era muy diferente: No es muy práctico tener que buscar a 10 personas que se pongan de acuerdo en comprar el mismo producto, y luego movilizarlas para que realicen la compra juntos (todo para ahorrarse $4, en este caso). Hoy, a través de correos electrónicos, mensajes de texto, redes sociales y aplicaciones en celulares, empresas como Groupon y LivingSocial han puesto el ejemplo de cómo se puede agregar demanda en internet y dar acceso a descuentos a una mayor cantidad de personas.

Este mismo modelo ha sido replicado en varios países, casi siempre con éxito, y Ecuador no ha sido la excepción. Cupona$o ha sabido aprovechar este modelo de negocio y ha aplicado los mismos conceptos para ofrecer descuentos en Guayaquil, Quito, y próximamente en Cuenca. Continue reading