Flip Video, simplificación en su máximo esplendor

Hace unas semanas analicé el caso de Nintendo, que al lanzar el Wii demostró tener una visión mucho más aterrizada del mercado y de los consumidores. No se dejó llevar por los demás actores de la industria, ni por lo que llamaba más la atención a los medios. Regresó a los principios básicos de un negocio, analizando detenidamente quiénes eran sus actuales y potenciales consumidores, qué era lo que buscaban, y cómo podían ofrecerles un producto que pueda satisfacer esas necesidades.

Hoy quiero hablar de un caso parecido. Pure Digital es una compañía que siempre estuvo pendiente de las necesidades de su mercado. Comenzó ofreciendo cámaras digitales retornables en farmacias dentro de Estados Unidos. Los clientes alquilaban las cámaras y retornaban a las farmacias para devolverlas e imprimir sus fotos. El mercado fue desapareciendo, y decidieron ir más allá ofreciendo el mismo servicio pero con grabadoras de video. Aquí el sistema era el siguiente: los clientes alquilaban las cámaras de video, y al retornarlas podían grabar todos los videos en un DVD.

La suerte no cambió. La demanda se esfumaba rápidamente y la empresa no lograba levantarse.  Sin embargo, analizando inteligentemente el comportamiento de sus consumidores y las peticiones de las farmacias, nació su producto estelar. Los consumidores en repetidas ocasiones encontraban la forma de remover la memoria de las cámaras de video y pasar los videos directamente a la computadora, evitando así tener que grabarlos en un DVD (y pagar por él). Por su parte, las farmacias le pidieron a Pure Digital que limitara los accesorios de la cámara para simplificar el proceso y reducir los costos.

El próximo producto estaba claro: una cámara económica y fácil de usar. Unos meses después, la Flip Video fue lanzada al mercado y desde ese día Pure Digital se convirtió en un increíble caso de éxito. El funcionamiento es extremadamente sencillo: con un botón se prende y se apaga, y con otro botón se graba. Tiene un conector USB que te permite pasar los videos a la computadora en segundos, y con el mismo conector puedes cargar la batería de la cámara.

Como en el caso de Nintendo, es cuestión de analizar cuáles son realmente las necesidades de los consumidores, y si están siendo satisfechas por productos actuales. Pure Digital identificó un gran número de usuarios que no necesitaban ninguna función avanzada en su grabadora de video, y que no querían lidiar ni con cables (cargadores, o cables para pasar los videos a la computadora) ni con DVDs regrabables.

Este razonamiento tan sencillo dio frutos… 590 millones de frutos. Ese fue el precio que pagó Cisco Systems a los dueños de Pure Digital: $590 millones de dólares. Pure Digital ha seguido innovando y ha lanzado variaciones de su producto, tanto en tamaño como en calidad de video. Los planes de Cisco para la Flip son bastante ambiciosos, entre ellos la habilidad de conectarse a redes inalámbricas para subir los videos a internet más rápida y sencilla.

Estoy seguro que este concepto de simplificación puede aplicarse a varias industrias, es cuestión de analizar detenidamente cuáles son las verdaderas necesidades de los consumidores.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>